.: Puja :.

 

 Caluroso En la actualidad, la Procesión de varas ha adquirido dos facetas: de la ermita hacia la iglesia tiene un espíritu más religioso, o más devoto, sin que falten los corrillos o la tertulia que para nada encajan en un acto religioso. De regreso hacia la ermita su recorrido es más largo, y va tomando un carácter más lúdico: los músicos hacen alarde de su arte en varios momentos, las cámaras funcionan a destajo en ese afán común por hacer una foto con el Santo a hombros, a familiares y amigos. Hace algunos años las mujeres comenzaron a cargar con la imagen ( hasta entonces siempre habían sido los hombres). Las hijas de Tino fueron las precursoras, y cada año aumenta el número de féminas que transportan al Santo. En la última procesión celebrada de San Isidro, las mujeres también lo llevaron; sin embargo, no vimos hombres cargando con la Virgen del Rosario.

 Este año, la juventud femenina también se ha animado a llevar las andas, ante la admiración y pleitesía de la Tuna Universitaria, que no se sabía si cantaba al santo o a las mozas que salerosamente lo sostenían. De todos modos, en la plaza se disfrutó de un rato agradable, y todo el que quiso pudo hacerse fotos.

 Hay que procurar que la procesión sea tranquila, con sosiego, disfrutando una vez al año de lo más nuestro, que dé tiempo a que todo el que lo desee pueda llevar las andas, sin olvidar ese espíritu religioso, de recato y respeto, que también tiene su momento.

 La iglesia no tiene capacidad para albergar a todo el personal el día 16, pero cada vez se observa mayor interés por estar dentro. Sin duda han contribuido a ello las novedades introducidas en los últimos años, incorporando voces e instrumentos en la misa: sopranos, órgano, violines, grupos de música castellana , coro de jóvenes y la colaboración de estos en la presentación y lecturas, hacen que se atraiga a mayor número de personas. La procesión de niños y su ofrenda de flores al Santo, que se realiza desde hace bastantes años, es una gran idea para que, desde pequeños, se tome conciencia de la tradición. Hay que animar y dar protagonismo a la juventud.

 El bullón es otra costumbre recuperada hace unos años. Correspondía a la voluntad del Mayordomo y generalmente lo hacía para familiares y amigos; en ocasiones invitaban a todo el pueblo. Ahora, la mayordomía corresponde a la Cofradía y se acostumbra a dar el bullón, en el que el Ayuntamiento colabora con una aportación económica. Sin embargo, supone un enorme trabajo y gran cantidad de tiempo en preparación, que pocos valoran.

La puja de este año comenzó un poco tarde, por lo que tuvo un final con escasez de público por lo avanzado de la hora. Un amago de fuego en la sierra distrajo bastante la atención. Esteban sigue con ese don natural para la puja, que hace algunos momentos emocionantes, cuando hay “pique” en provecho del Santo.

En la verbena del primer día, un grupo de aguerridos mocetones, se atrevió con una representación a lo “Full Monty”. Posteriormente la espuma sirvió para deleitar a grandes y pequeños. A otros les tocaría después la tarea de limpiar la plaza, hasta las 7 de la mañana

 El espectáculo hípico tuvo gran vistosidad y fue un éxito. Se lo debemos a Paco e Isabel, quienes lograron traerlo desinteresadamente, sin coste alguno. No faltó durante el mismo el paso de avionetas contra incendios, los cuales fueron numerosos este verano en la sierra.

 Gran concurrencia en los disfraces por parte de los pequeños y una boda muy vistosa, sobre el camión-escenario de la magnífica orquesta Kronos, dejaron buen recuerdo del último día. Hay que agradecer a los jóvenes la organización de los juegos infantiles; a los novios y acompañantes la originalidad de su excelente representación. Buen número también el de las animadoras juveniles.

 La verbena terminó tarde con un público que disfruto mucho con la orquesta, la cual fue un auténtico espectáculo.

 Los más jóvenes subieron al Castillo para ver amanecer; terminaban unas fiestas divertidas; los primeros rayos de sol tenían cierta luz y tinte de otoño. Comenzaban las despedidas y la nostalgia...

 
Puja01_1
Puja03_1
Puja05_1
Puja06_1
Puja07_1
Puja08_1
Puja09_1
Puja10_1
Puja11_1
Puja12_1
Puja13_1
Puja14_1
Puja16_1
Puja17_1
Puja19_1
Puja20_1
Puja24_1
Puja25_1
Caballos-01_1
Caballos-02_1
Caballos-03_1
Caballos-04_1
Caballos-08_1
Caballos-10_1 Caballos-12_1 Caballos-13_1 Caballos-15_1 avion_1