SAN ROQUE 2003 PARTE I

      Caluroso verano y mucha gente, al coincidir este año en fin de semana. Gran cantidad de vehículos aparcados y muchos niños, como en los mejores tiempos.

      En la mañana del 16, la Tuna Universitaria dejaba sus melodías en nuestras calles y acompañaba al Santo en la Procesión.

      Este año la novedad ha sido el primer Coro de La Cabeza; se lo debemos al tesón y entusiasmo de Inmaculada y Diego, que ensayando tarde tras tarde, supieron transmitirlo a los jóvenes. La voz maravillosa de MĒ José nos dejó sorprendidos, logrando que “toda la iglesia” cantase. Fueron momentos inolvidables.

      Una vez más la fiesta sigue adelante gracias al esfuerzo y trabajo de unos pocos. La Junta de la Cofradía realiza en estos días, ayudada por sus familias, un enorme y prolongado trabajo para que los actos tengan relieve: limpiar y adornar la Ermita y la Iglesia, preparar la procesión de Varas y la Misa Mayor requieren muchas horas. Y no digamos el bullón, cuya preparación y celebración necesita de tanto tiempo y esfuerzo que, solo quienes han pasado por ello, saben o pueden valorarlo; a esto hay que añadir la reunión y convite del día 15.

      Pero sin la Cofradía la fiesta no sobrevivirá. Hay que ser más comprensivos, más agradecidos y colaborar más. Desde aquí nuestra gratitud a las familias de Joaquín, Inmaculada, Juan Miguel, Isabel y Valentín: Que el Santo les conceda lo que más necesiten.